Actividades

 

Presentación del presidente Guaidó en Chile

El presidente encargado de Venezuela Juan Guaidó, invitado por el Consejo Chileno para las Relaciones Internacionales que preside el ex canciller Hernán Felipe Errázuriz, expuso en sesión virtual y respondió a  preguntas de los participantes sobre el aumento de las medidas totalitarias del régimen de Nicolás Maduro para mantenerse indefinidamente en el poder, sobre  la crítica situación política, humanitaria y  económica por la que atraviesa Venezuela y los planes para la transición, de un gobierno de emergencia nacional.

Aseguró que la oposición continuará la lucha por restablecer la democracia, participando en las elecciones parlamentarias convocadas por Maduro para el 6 de diciembre. Dijo estar, consciente que los comicios no serán libres ni justos, ni verificables. No habrá justicia electoral independiente y cada vez crece la imposibilidad para la oposición de realizar campañas, tener acceso a los medios de comunicación, está expuesta a la anulación de sus candidatos y con cientos de sus dirigentes sociales y políticos encarcelados, otros amenazados.

 Calificó de gravísima la situación por el control de los poderes públicos por Maduro, a lo que se suma su captura del poder militar, reiterada en estos días por las declaraciones del General Vladimir Padrino López, ministro de defensa, que aseguró que las fuerzas armadas no aceptarán ningún gobierno de oposición, así sea transitorio. El presidente  Guaidó afirmó que las fuerzas armadas venezolanas cuentan con más de dos mil generales, algunos enriquecidos por una red de narcotráfico y por negocios con las empresas a su cargo, mientras el 80% de las tropas reciben escasas raciones de arepa y sueldos de 5 dólares, aunque superiores al ingreso promedio del 96% de la población vive en pobreza y no supera dos dólares, experimentando desabastecimiento de alimentos y medicamentos, y sufriendo por el colapso de los servicios sanitarios. Se refirió a la presencia de más de cuatro mil agentes cubanos en los servicios de inteligencia y seguridad, especialmente dedicados a mantener el control de las fuerzas armada venezolanas.

 Como evidencias de la crítica situación económica y política el mandatario mencionó la migración de más de cinco millones de venezolanos, sobre 300 mil en Chile, según estimaciones del Departamento de Extranjería y Migración chileno. Agregó la enorme pérdida de ingresos proveniente de la caída en la producción petrolera desde 3,5 de millones de barriles diarios, a cuatrocientos mil, en un país que tiene las mayores reservas de hidrocarburos del mundo.

Agradeció el sólido apoyo internacional que ha recibido, con el reconocimiento de su gobierno por más de 60 democracias Chile entre ellas. El presidente expresó que la gran tarea pendiente y fundamental es lograr la unidad de la oposición para enfrentar el futuro electoral y la unión nacional para la reconstrucción de la democracia y de la economía del país.

Finalmente, se refirió a la inseguridad ciudadana, a la violencia y a la trasgresión de los derechos humanos constatados en el reciente informe entregado por la Alta Comisionada de las Naciones Unidas, la ex presidenta Michelle Bachelet.